No fue la fuerte gripe con la que convive hace casi una semana, sino un dolor en la rodilla derecha lo que obligó a Juan Martín Del Potro a dejar su partido de octavos de final del Masters 1000 de Shanghai ante Borna Coric.

El croata se había llevado el primer set 7-5 y ya el tandilense no pudo salir a jugar la segunda manga por el intenso dolor que sentía. El argentino se lesionó en el décimo game y probó su resistencia en el undécimo, que duró nueve minutos, pero no pudo aguantar. Coric lo aprovechó, quebró el saque y luego confirmó el set con facilidad.

Su fisioterapeuta lo atendió en el duodécimo y último game, pero su suerte ya estaba echada y ahora Coric se cruzará en cuartos con el australiano Matthew Ebden (51°), vencedor del alemán Peter Gojowczyk (68°).