Los graves incidentes sucedidos el miércoles a la noche, en cercanías del estadio de Lanús, entre los barras de River y la Policía, hicieron mella y dejaron consecuencias. Ahora, APREVIDE tomó la decisión de aplicar el derecho de admisión a 89 hinchas y barras del club.

En las inmediaciones de la cancha se incautaron armas de fuego y fueron detenidos 51 barrabravas de la facción “oficial”, que presuntamente tenía intenciones de enfrentarse con un sector disidente conocido como “Los del Oeste”.

En paralelo, hubo graves incidentes entre la Policía y varios hinchas que fueron reprimidos. A pesar de ello, el titular Juan Manuel Lugones destacó el operativo. “Creemos que hicimos lo correcto”, dijo.