El Matador de Victoria se clasificó a la Copa Libertadores 2020 a pesar de no haber podido mantener la categoría, pero en medio de los festejos se tomó el tiempo de reconocer a un gran equipo como Boca y le realizó el típico pasillo al estilo europeo en la entrega de medallas. Sin embargo, Mauro Zárate ignoró el gesto y se retiró sin saludar a sus rivales para desatar una catarata de señalamientos por otro comportamiento poco amateur.

Por medio de su cuenta de Instagram, el menor del clan agasajó el apoyo de los hinchas a pesar de no lograr uno de los objetivos trazados: “Se terminó el semestre con muchas cosas lindas. Nos queda el sabor amargo de no haber podido ganar otro título para el club y para nosotros! Agradecido por todo lo vivido este primer año en @bocajrsoficial. A mis compañeros, gente del club, directivos y a los hinchas que como siempre estuvieron. En las buenas y en las malas mucho más”.

“Feliz de ser parte del equipo más grande de América !!! Ahora a descansar unos días y después a prepararnos para lo que viene… Otra vez ¡Gracias a todos por el apoyo incondicional ! #estoesboca #vamosboca”, cerró.