A los 34 años de edad y bajo los tres palos de Cerro Porteño, JP Carrizo recordó lo que fue la promoción ante Belgrano y el posterior descenso a la B Nacional que sufrió el Millonario: “Me vi obligado a dejar la imagen de que me importó un carajo todo, y no fue así”, en declaraciones a Milenium Sports.

Su nivel en River, pese a algunos errores en aquella campaña, le abrió las puertas a la Selección y a Europa, donde emigró para defender los colores de Lazio. Ante ello Carrizo aseguró: “Después del descenso, quise quedarme a pelearla pero no pude por el contrato con la Lazio. Me vi obligado a dejar la imagen de que me importó un carajo todo, y no fue así. Me tuve que ir después del quilombo, en momentos que no eran buenos”.

De cara al gran presente del Millonario el uno del Ciclón guaraní recalcó que “River necesitó tocar fondo y le quedó una sola dirección, hacia arriba. No dudaba de que iba a estar así. Hay gente muy capacitada en el club, que quiere a la institución”.

Hoy por hoy, con experiencia sobre su espalda, analizó lo que fue el éxito repentino que marcó su carrera. “Viéndolo para atrás, no estaba preparando al cien por cien para lo que me pasó cuando debuté en River y en la Selección. Fue todo tan de golpe que no llegué a disfrutarlo como debía. Creo que me comporté lo más profesional que pude, aunque a veces uno se encierra en su idea”, cerró.