Un año paso del escándalo que se destapó con la red de pedofilia que involucraba jugadores de las inferiores de Independiente. En ese momento el nombre del asistente Martín Bustos formaba parte del entramado delictivo. Ayer el juez de línea fue detenido al hacerse pasar por un masajista para generar un encuentro con un jugador de la Lepra.

El menor de 14 años de edad fue contactado por Bustos, quien finalmente terminó encontrándose con la Policía luego de que el chico le contó lo que estaba pasando a los psicólogos del club.

“La amenaza fue detectada a tiempo por personal del departamento de psicología gracias a que estos profesionales asisten a los chicos de las inferiores las 24 horas del día. En el proceso, que derivó en la desactivación de este intento de abuso originado en internet, participaron personal de las divisiones inferiores, el área de legales del club, la justicia y la policía de Santa Fe”, remarcó el club rosarino en un comunicado.