La salud de Carlos Bilardo tiene en vilo a todo el mundo futbolístico y este miércoles el Doctor recibió una buen noticia ya que, luego de estar bajo cuidados intensivos en terapia intensiva en el Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento durante un mes, fue dado de alta del centro donde fue monitoreado por especialistas.

De todas formas, aun se desconoce dónde continuará con la rehabilitación. Hay versiones que indican que pudo haber sido trasladado a su domicilio o a una residencia especializada para personas que padecen afecciones neurológicas.

Bilardo, de 81 años, padece el síndrome de Hakin-Adams, también conocido como hidrocefalia de presión normal o hidrocefalia normotensiva y es una enfermedad neurológica que se manifiesta habitualmente en adultos desde los 60 años en adelante. Suele ser diagnosticada erróneamente como Alzheimer, Parkinson, arterioesclerosis o síntomas propios de la vejez.