El ambiente del fútbol está de luto: este lunes falleció a los 62 años José Luis Brown, parte importante de la historia argentina y campeón del Mundo con la Selección en 1986.

Tras haber pasado varios meses internado a causa de un alzheimer que le fue complicando la salud desde lo neurológico, el corazón del Tata dijo basta.

Hacia tiempo que sus hijos habían mencionado las dificultades que Brown acarreaba a causa de esta enfermedad. “Está en una cama, no controla esfínteres y pasa solo a una silla de ruedas de a ratos. No tiene ningún tipo de independencia”, manifestó hace poco tiempo.

El Tata quedará en la historia grande no solo por lograr el segundo campeonato del Mundo con Argentina, sino porque además se dio el gran gusto de anotar el primer gol en la final vs Alemania.

Sus restos serán velados este martes en la Sede de Estudiantes, donde fue multicampeón e ídolo en la década del 80, entre las 8 y las 13.