A la cabeza de una gestión que comenzó en 2016, Alejandro Domínguez protagonizó muchas historias polémicas que englobaron a clubes importantes, con todo lo que ello conlleva en los escritorios. Sin embargo, se mostró consciente de haber seguido los pasos correctos: “Vinimos trabajando para ordenar la casa. Siempre con un objetivo, que era enfocar lo que estaba distraído. Cuando decimos que se enfoque primero es entender los problemas que tiene el fútbol en Sudamérica. El objetivo primordial para nosotros es volver a ocupar el lugar de triunfos Mundiales. Estamos trabajando para generar esto. En 2016 tuvimos una Copa América Centenario y se nos venía encima el Mundial. Después de eso, se nos vino encima la Copa América de Brasil. Ya no tan desordenados, porque entre la Copa Centenario y el Mundial de Rusia, ya habíamos identificado que teníamos un problema, que nuestra Copa América quedaba un año después del Mundial y que era vista como un torneo de reivindicación”, explicó de arranque.

Por eso, manifestó que se resolvió correr el año del certamen americano con tal de generar buenas expectativas de cara a la organización del Mundial. “Ahora queremos que la Copa América sea una Copa plataforma para volver a estar en ese sitial que el fútbol sudamericano nos acostumbró. Estas son las Eliminatorias de mayor competitividad, reconocidas en el Mundo. Entre las 10 asociaciones miembro vamos a tener, por última vez, cuatro, cinco cupos. De 10 países, cuatro, cinco van a estar representándonos a todos. El pedido que tenemos es que, no importa quién, que todos juntos, cambiemos la mentalidad. Que a lo que hacemos en la cancha, le agreguemos el ‘Creer en Grande’, recuperar la mística que nos hizo grandes, que volvamos a mirar la Copa América para que uno vuelva con la Copa del Mundo de Qatar, no es imposible, yo lo sé”, indicó.

¿Qué es necesario para albergar un espectáculo de tal magnitud? “Nos falta el último paso, que es estar convencidos: no importa contra quién, pero vamos a trabajar para que la Copa del Mundo vuelva a Sudamérica”, concluyó entusiasmado.