El rendimiento de Matías Suárez en el “Millonario” no para de crecer con goles y asistencias claves, hasta logró el llamado de Lionel Scaloni para la Selección Argentina. Pero en Belgrano siguen enojados por la falta de pago en el pase del delantero: exigen el depósito de los 320.000 dólares correspondientes a la penúltima cuota, acordado en enero de 2019. Y el presidente de la entidad, Jorge Franceschi, se plantó: “La última vez que D’Onofrio me atendió el teléfono fue cuando hicimos la operación. Después no me respondió más. El triunfo o los logros deportivos dan esta impunidad”.

Incluso dejó en claro que falta un último monto a abonar (u$s 550.000) en abril, además de subrayar la falta de contestación desde las oficinas del Monumental. “Estamos hablando de un dinero que hoy en día equivale a 56.000.000 de pesos. Es fuerte. Pero no es sólo la deuda, que puede existir. River nunca pagó a término y siempre tuvimos paciencia: renegociamos y lo esperamos. Pero ahora nos han faltado a su palabra. Nos prometieron pagar de una determinada forma y no cumplieron. Prometieron hacerlo después del 28 y no lo hicieron. Y ahora se dijo que no pueden por la cuarentena”, se quejó en Radio Continental.

Por ende, en Córdoba emitieron una carta documento para respaldar la urgencia de cobrar lo correspondiente a la ficha del “Oreja”, que no se fue en buenos términos del club que lo vio nacer. “Dimos por caído el acuerdo. Una de las cláusulas del traspaso marcaba que ante un incumplimiento se pagaba todo al contado. Hay una actitud de no pagar. Hemos bancado todas. Esto está pasando hoy. Hemos elegido armar un equipo con la plata que tenemos. Nos tocó perder la categoría y a nuestro jugador insignia. Hay otros que arman sus equipos con jugadores que no tienen y consiguen que los triunfos lo acompañen y así tapen balances desastrosos e incumplimientos. Nosotros habíamos presupuestado de manera seria y de esto depende terminar nuestro mandato con toda la planta de Belgrano al día”, cerró furioso.