Sebastián Driussi, el delantero surgido en River, que fue vendido al Zenit de Rusia hace dos años, estará presente en la tribuna del estadio Malvinas Argentinas de Mendoza para ver la final de la Copa Argentina entre River y Central Córdoba de Santiago del Estero.

Además, el atacante, que no pierde el amor por los colores, fue a visitar al plantel al hotel donde se encuentra concentrando: firmó algunos autógrafos y expresó su felicidad por la continuidad de Gallardo al mando del equipo.

Driussi, de 23 años, fue seis veces campeón con el Millonario e integró el equipo que conquistó la Copa Libertadores de América de 2015.