La liga estadounidense volvió a la actividad y, en su segundo día de partidos, se llevó a cabo Montreal Impact vs. New England Revolution, pero las acciones pasaron a segundo plano ya que Thierry Henry captó toda la atención.

Tras el pitazo inicial, se arrodilló y levantó el puño en honor a la muerte de George Floyd hace unas semanas. De inmediato las cámaras se fueron con el francés, quien permaneció arrodillado durante 8 minutos y 46 segundos, exactamente el mismo tiempo que estuvo el afroamericano en el suelo, mientras era asfixiado por un oficial de policía en Minneapolis.

Miles de usuarios manifestaron su apoyo ante este acontecimiento y también elogiaron lo hecho por el campeón del mundo en 1998. El ex goleador comenzó su camino en la MLS como técnico del conjunto canadiense y, aunque es muy reciente el tiempo para calificar su ciclo, las expectativas generadas giran en torno a un buen desempeño en la CONCACAF Champions League, donde logró avanzar a Cuartos de final, a la espera de enfrentar a Olimpia de Honduras.