Lionel Messi puede jactarse de muchísimas cosas en su carrera, pero definitivamente no es un buen fotógrafo. Al menos así lo delata su primera incursión en Instagram Stories.

Esta nueva herramienta de la aplicación consiste en publicar una foto que perdurará en la red social durante 24 horas. Evidentemente, La Pulga nunca antes había utilizado este servicio o no supo bien cómo manejarlo, porque el resultado fue una foto de unas baldosas.

Inmediatamente, la imagen se viralizó en las redes sociales y el rosarino recibió varios comentarios socarrones de los usuarios por el acto fallido.

https://twitter.com/SrtoPique3/status/826722489866805248?ref_src=twsrc%5Etfw