Por algo el Trébol ocupa el segundo lugar en el ránking mundial de World Rugby. Sus armas son conocidas: seguridad en defensa con un pack de forwards compacto y efectividad en ataque desde la conducción de Jonathan Sexton y el picante de sus tres cuartos. Sin embargo, en Edimburgo el 10 dijo adiós rápidamente. Igualmente el golpe fue digerido y en el complemento la victoria quedó asegurada con el 22-13 final.

Escocia controló los aspectos del juegos en los 40 minutos iniciales pero así y todo fue Irlanda quien se encontró por delante en el score. Los de Gregor Townsend siempre estuvieron cuesta arriba en el tanteador. El primer golpe lo dio Conor Murray, al llegar al try luego de un kick picante de Jacob Stockdale que Tommy Seymour no resolvió nada bien.

Para colmo de males el fullback Stuart Hogg se marchó por lesión y el fondo del local se resintió por la experiencia y seguridad que transmite una de las figuras del equipo. Sobre el cuarto de hora, un notable ingreso en carrera de Stockdale le permitió llegar a la tierra prometida. No obstante, en la jugada Sexton se resintió con un tackle al límite y debió dejar la cancha.

La posesión y el avance no reflejaba lo que pasaba en la cancha. El Cardo era más en esos apartados. Paradójicamente desde la defensa llegó al descuento. Con un cierre de filas bien arriba, el apertura Finn Russell logró interceptar para dejar el try en las seguras manos del centro Sam Johnson.

La última jugada del primer tiempo mostró el camino que tendría el complemento: el Cardo tuvo más de veinte fases a su favor y no logró percutir en los 22 metros finales. Esa celosa seguridad mantuvo la visita tras el descanso para justificar el primer éxito de este Seis Naciones, luego de la caída en casa ante Inglaterra.

La conquista del wing Keith Earls, merced a una gran corrida y mejor cesión de Joey Carbery – reemplazante de Sexton- comenzó a bajarle la persiana al partido en Murrayfield. Sólo quedó tiempo para un intercambio de penales que no modificó el desarrollo. Asimismo Irlanda se quedó a las puertas de un bonus que necesitaba pensando en el ajustado desarrollo que suele tener este certamen.