Aún continúan en la lucha por el triplete (Liga, Copa nacional y Champions League), pero esta semana habrá un doble duelo entre ambos en el Santiago Bernabéu. El 27 de febrero, el Merengue recibirá a su acérrimo rival por la revancha de la Copa del Rey (ida 1-1 en el Camp Nou). Posteriormente, el 2 de marzo se verán las caras por el certamen doméstico.

Ante la consulta de los medios, el entrenador argentino ironizó acerca del almanaque a cuestas. “Es curioso. Nos resulta muy divertido. Nosotros no elegimos jugar en circunstancias distintas, pero nos lo vamos a tomar como un reto mayor lo de jugar en condiciones distintas”, aseguró.

El que recogió el guante fuer Gerard Piqué, que goza de tener lengua filosa ante los micrófonos. “Estamos en un momento clave de la temporada, cada partido es una final y aunque es cierto que no estamos jugando nuestro mejor fútbol, estamos vivos en todas las competiciones. Antes del partido de la primera vuelta ellos descansaron un día más y les ganamos 5-1”, deslizó orgulloso al rememorar lo que fue la última presentación de Julen Lopetegui en octubre del 2018.