La espera al fin terminó para los aventureros pilotos y tripulantes que se dieron cita en Perú para largar simbólicamente el Dakar 2019 desde las arenas del distrito limeño de Magdalena. Justamente esa superficie monopolizará el 70 por ciento de los caminos, que tendrá un total de 334 vehículos inscritos, entre motos, quads, camiones, autos y SxS, con 534 pilotos y copilotos -17 mujeres- dispuestos a desafiar a los 5.000 kilómetros entre enlaces y especiales.

Además la presente competencia representa la primera de ausencia de Argentina como organizador. Diferencias económicas con la empresa ASO, encargada del evento, llevó a la declinación de nuestro país, y por consiguiente a la merma en el número de inscriptos: los actuales 37 compatriotas que teman la línea de largada contrastan con los 64 que intervinieron en 2018.

Sin embargo algunas esperanzas albicelestes -sin representantes femeninas- todavía reinan en el horizonte del triunfo que recién se vislumbrará el 17 de enero. Entre las motos se destacan los hermanos Benavides (Kevin, subcampeón en 2018, y Luciano), Franco Caimi y Diego Duplessis. Mientras que en los quads las figuras de Nicolás Cavigliasso y Jeremías González Ferioli deberán ser seguidas de cerca.

En lo que hace a los reyes del camino, la categoría camiones, el Coyote Federico Villagra, luego de coquetear con la victoria en la pasada de 2018, buscará el éxito junto a Adrián Yacopini y Ricardo Torlaschi. Una merma se dará en los autos, donde el mendocino Orlando Terranova aparece una vez más como el máximo representante, con un panorama desolador en los SxS que tendrán como único argentino a Juan Manuel Silva.

Los grandes nombres del deporte motor también tendrá a los eternos candidatos Carlos Sainz, Stephane Peterhansel, Nasser Al Attiyah, Ciryl Despres, Sebastien Loeb y Nani Roma, en autos. El dominio inexpugnable de KTM espera extenderse con Matthias Walkner, Sam Sunderland y Toby Price, los últimos monarcas. Más allá de Nico Cavigliasso y Jere González Ferioli, habrá que redescubrir a los otros aspirantes en quads, tras las partidas de Sergey Karyakin e Ignacio Casale a los UTV. Por último la armada rusa de Kamaz volverá a centrar la atención en los camiones.

En cuanto a las etapas, mañana lunes se abrirán los caminos y el parate de descanso recién llegará el sábado 12, tras la doble y desgastante Etapa Maratón, donde cada piloto o tripulación se las arreglará sin asistencia de los equipos. El largo bucle ida y vuelta a Lima pasará por los epicentros de Pisco, San Juan de Marcona, Moquegua, Tacna y Arequipa.

El Dakar 2019 puso primera y un largo camino depara por delante en el prueba de rally raid más difícil del mundo. Todo está por verse y las certezas son pocas a ciencia cierta. El desierto y la arena peruana no permiten vislumbrar un camino seguro de éxito para los competidores. En el Dakar todos son ganadores, pero la gloria eterna visitará sólo a aquellos dispuestos a dar todo y más por esa bandera a cuadros -simbólica en este caso- que caerá dentro de diez largos y angustiantes días.