A punto de cumplir 39 años, el hambre de gloria resulta insaciable en Zlatan Ibrahimovic, que abandonó la comodidad de la MLS para regresar a uno de los clubes que lo vieron brillar. De gran actuación en el último partido con un doblete en la victoria 2-0 de Milan sobre Bologna, el delantero se preparaba para enfrentar a Bodo por la Tercera ronda de Europa League.

Sin embargo, desde la institución informaron que dio positivo de coronavirus y se perderá los próximos tres encuentros, es decir contra los noruegos y además ante Crotone y Spezia, por Serie A.

En las redes sociales, aprovechó para sacar gala de su particular humor en medio de una situación que lo mantendrá aislado a la espera del regreso. Hace un mes, renovó su contrato hasta el 30 de junio de 2021 en busca de más historias que contar.