Comprometidas seriamente las chances de campeonar en La Liga, el 2-2 ante el “Colchonero” dejó secuelas que trascienden el silencio: clima tenso que se corta con una cuchara. El plantel tuvo una práctica liviana de recuperación, en la que Lionel Messi no pisó el campo de juego de la ciudad deportiva “Joan Gamper”.

Los pocos días entre partidos y las cada vez más grandes obligaciones no les permiten quedarse con lo sucedido, que por delante tiene otra complicada parada frente a un Villarreal de gran presente.

La “Pulga”, al igual que Luis Suárez y el resto de los que fueron titulares, hicieron trabajos regenerativos. Para el resto sí hubo ejercicios más intensos en lo físico y futbolístico. Luego de los cruces con Quique Setién, el destacado en los ensayos fue Antoine Griezmann.

Por lo pronto, el equipo tendrá el jueves libre para recuperar fuerzas y recomponerse mentalmente, antes de afrontar el sprint final. El viernes volverá a entrenarse y, dos días más tarde, visitará al “Submarino Amarillo”.