Historias de desencuentro se han tejido infinitas en el fútbol mundial. El caso se dio también entre Cristiano Ronaldo y Barcelona, con una enemistad producto del paso estelar del portugués por Real Madrid, aunque en 2003 estuvieron a punto de unir sus caminos.

Robert Fernández, ex secretario técnico de Barcelona, reveló que dejaron pasar la chance de incorporar a CR7 en 2003, cuando empezaba a destacar en Sporting de Lisboa.

“Me reuní con Jorge Mendes en un hotel; recuerdo que Cristiano estuvo muy bien ese día y que Quaresma también era muy bueno, la verdad. Había un ‘scouter’ del Barça ese día también, no recuerdo exactamente quién, y hablando con él comentamos lo buenos que eran ambos, pero al final se decidieron por Quaresma”, apunto en el diario Superdeporte de Valencia.

Finalmente, la elección de Ricardo Quaresma pareció no ser tan acertada ya que pese a su enorme talento el extremo apenas disputó una temporada para luego marcharse a Porto.

En el caso de Cristiano su carrera se proyectó inmediatamente después al emigrar a Manchester United, donde realizó una gran campaña para ubicarse (junto a Lionel Messi) en la cima del fútbol mundial. Luego, el paso a Real Madrid y el surgimiento de una enemistad con Barcelona que pudo cambiar en una tarde de 2003.