Tras anunciarse la postergación de las elecciones, que finalmente serán 2020 con la mentada unidad que buscaba Diego, al entrenador le llegó un ofrecimiento para dirigir en el exterior.

Desde Pahang, de la liga de Malasia, le ofrecieron al Diez un vínculo por seis meses con una cifra millonaria que igualmente no trascendió.

Sin embargo el propio Diego por intermedio de un posteo en Instagram dejó claro que su presente lo encuentra en el Lobo al menos hasta que se resuelva la búsqueda de la unidad.