Las vacaciones que pareció tomarse el actual bicampeón mundial Lewis Hamilton al principio del año, y sus consecuentes críticas, quedaron sepultadas con las últimas presentaciones del británico, quien se dio el gusto de volver a ganar en su casa y así quedar a sólo 4 puntos de Rosberg en la lucha por el título.

De punta a punta se impuso el hombre de Mercedes, más allá del inicio con Safety Car que le quitó emoción a las primeras cinco vueltas de esta décima prueba sobre el total de 21 que componen el calendario de la máxima categoría del automovilismo.

Bajo la lluvia, primero, con algo de spray, después, y finalmente sobre seco, Hamilton se mantuvo al frente pese a la presión que le impusieron Rosberg y Verstappen, protagonistas de una batalla sin cuartel que a fin de cuentas encontró al alemán por delante.

El clima jugó su papel y complicó el desarrollo de la prueba. Tras partir con goma de lluvia y en fila india detrás del coche de seguridad, los pilotos optaron por intermedias en los primeros giros para luego inclinarse por la definitiva: la goma media hasta el final.

Por caso, y más allá del éxito de Hamilton, fue el piloto holandés de Red Bull -con sólo 18 años- se volvió a llevar todas las miradas, arriesgando permanentemente en pos del espectáculo. Así lo demostró en vuelta 16 cuando superó por fuera a Rosberg, calzando neumáticos intermedios en un circuito que ya estaba seco. Luego el líder del Mundial se recuperó sobre el final cuando el monoplaza de la casa austríaca perdió rendimiento aunque deberá esperar por una posible sanción de los comisarios al recibir indicaciones desde el box para solucionar los problemas que presentó su caja de cambios.

Más allá de estas emociones, sólo la curva 1 puso en riesgo el triunfo de Hamilton, un sector en el que se despistó al igual que por ejemplo Verstappen, Vettel, Alonso y Pérez. Sin embargo, la bandera a cuadros vio por delante al británico, en su cuarto triunfo en el que ya se convirtió en el patio de su casa, nada menos que un remozado y eternamente necesario Silverstone.

Detrás de los tres primeros se ubicó Daniel Ricciardo, esta vez superado por Verstappen durante todo el fin de semana. Raikkonen salvó la ropa para Ferrari con el quinto puesto, mientras que Sergio Pérez (Force India) fue sexto tras partir décimo. Su compañero Hulkenberg culminó en 7mo lugar y Carlos Sainz acabó octavo con Toro Rosso. Por último, Sebastian Vettel y Daniil Kvyat cerraron las diez posiciones puntuables.

La próxima cita, la undécima del año, será en Hungría entre el 22 y 24 de este mes. Y es de esperar que nuevamente la batalla estará entre los Mercedes, que más allá de lo que pueda ofrecer Verstappen por caso, dominan con claridad el panorama. Eso sí, lo que puede variar es el líder del Mundial, algo que pasará si Hamilton sigue encendido ante un Rosberg que otra vez padece ante sus cada vez menos seguras aspiraciones al título.

La clasificación del Gran Premio Británico:

Posiciones

El mundial de pilotos:

Mundial