Todos juegan a armar sus alineaciones, con nombres y esquemas distintos, es una máxima en cada charla futbolera o redes sociales. En este caso, el centro de estadísticas Opta se inclinó por una formación con seis brasileros, tres peruanos, un argentino y un chileno. ¿La particularidad? No figura Lionel Messi, el mejor del mundo pero de pobre actuación en la competencia.

El arquero es Alisson, el de más vallas invictas (5) y mayor porcentaje de atajadas (88,9%). Por el lado de los defensores, los tres elegidos fueron Daniel Alves, Marquinhos y Miguel Trauco. El lateral del PSG y capitán del equipo campeón fue el jugador con más pases completos (369) en el torneo; además, anotó un gol y fue el defensor con más rivales eludidos (14) y duelos individuales ganados (46). El zaguero del equipo parisino fue el segundo con más pases completados (367) y el segundo con mejor precisión (93,6%) en el torneo (mínimo 20 pases); solo lo eludieron dos veces en los seis partidos que disputó. Y el peruano fue el defensor con más quites en el torneo (17); y también fue el segundo de Perú con más pases completos (195).

En el mediocampo aparece Leandro Paredes, el volante de Argentina con más pases completos (342) y mejor precisión en los mismos (91,0% – mínimo 25 pases), más quites (15) y el segundo con más faltas recibidas (16). También están Charles Aránguiz, que tuvo el máximo de asistencias del torneo (3, junto a Roberto Firmino), más chances creadas (18), centros completados (14) y penales recibidos (2); Arthur, el que recibió más faltas en el torneo (19), el segundo con pases acertados en campo contrario (206) y el mediocampista con más pases completos (342) en el torneo; y Yoshimar Yotún, más intercepciones (17) y recuperaciones (53) de la Copa América 2019, anotó un gol y fue el futbolista de Perú que completó más pases (271).

El tridente ofensivo lo conforman Gabriel Jesús, que marcó dos tantos y dio dos asistencias, eludió a 17 rivales (tercer máximo en el torneo), y tuvo cinco tiros al arco (máximo en Brasil); Everton, que se despachó con tres goles (máximo en el torneo), fue el segundo con más rivales eludidos (19) y tuvo la mejor diferencia de goles sobre goles esperados (+1,9); y Paolo Guerrero, que marcó tres goles en el torneo, fue el jugador con más duelos individuales (51) y aéreos (31) ganados.