Las lluvias y tormentas que azotaron este sábado buena parte del país hicieron estragos por doquier y el estadio de Defensa y Justicia resultó damnificado.

Varios carteles y algunos sectores de la estructura del Norberto Tomaghello se vio afectado por las ráfagas de viento que causaron algunas roturas.