Cada minuto que pasa en medio de la pandemia, la cabeza del club está enfocada en ganar tiempo con el armado del plantel. Insatisfechos con el flojo presente y la falta de superioridad que acostumbró a tener el equipo, que de hecho cuenta con nombres rutilantes, los dirigentes planean reforzarse con hasta cinco jugadores de cara al próximo período de transferencias, pero para ello deberán vender y recaudar dinero al mismo tiempo que reducen el tope salarial.

En total serán ocho los nombres que tengan la puerta de salida a disposición: Ivan Rakitic y Arturo Vidal, con contrato hasta 2021, son dos de los “top” que intentarán negociar. Mientras que el croata podría iniciar su segundo ciclo en el Sevilla, el trasandino será ofrecido como parte de pago para que el Inter libere a Lautaro Martínez.

Si llegan buenas propuestas, en el radar de las bajas aparecen Samuel Umtiti, Philippe Coutinho (culmina su préstamo en Bayern Múnich en junio y no harían uso de la opción de compra por 120 millones de euros), Norberto Neto, Martin Braithwaite (último fichaje que, si no tiene ofertas, continuará como alternativa), Junior Firpo y, quizás el más llamativo, Antoine Griezmann. El francés llegó para complementarse con Lionel Messi y Luis Suárez, pero las expectativas no fueron las esperadas. Todo dependerá de la probable vuelta de Neymar, en conflicto con PSG, para volver a conformar la temida MSN.