Con una salud deteriorada hace siete años, y tras ser internado de urgencia en febrero pasado, Osvaldo Sosa falleció en las últimas horas dejando un grato recuerdo en el fútbol argentino.

El declive de la salud de Chiche se habría producido desde que perdió un hijo en un accidente automovilístico en 2010 (en México). Desde allí fueron todas complicaciones para el exentrenador.

En su extensa carrera Sosa dirigió a Argentinos Juniors (donde se convirtió en el DT con mayor vigencia del club), Racing, Independiente, Huracán, Almagro, Tigre, Colón, Deportivo Armenio, Deportivo Mandiyú, Talleres, Chacarita, Lanús, Quilmes y Atlético Tucumán.