El Estadio Morumbí causa sensaciones únicas por su marco e historia, pero Talleres pisó fuerte para dejar eliminado al dueño de casa y agradecerle, de paso, de una manera ejemplar por su recibimiento. “Dejar limpio cada vestuario, una expresión de nuestros valores”, señala el artículo que publicó el club sobre este tema en la web oficial.

Además de la limpieza del lugar, el conjunto cordobés les dejó un presente a sus pares: la revista oficial, un libro con la historia de la entidad, un mate y un mensaje de agradecimiento.

Ya en marzo del 2017 había despertado la atención de Europa que catalogaron a Talleres como “los Don Limpio del fútbol”, tras dejar impecable el camarín del Estadio Antonio Vespucio Liberti, más conocido como el Monumental.