Carga con la leyenda que construyó su padre, pero comienza a transitar su propio camino dentro del mundo del fútbol. João Mendes tiene apenas 14 años, pero toda la vida se codeó con los flashes. Hoy, es el protagonista de su propia historia al firmar su primer contrato profesional como futbolista.

Considerado una joyita con mucho futuro, Cruzeiro decidió ofrecerle un vínculo por las próximas seis temporadas. Es decir, hasta que cumpla 20 años. El hijo de Ronaldinho Gaúcho es una de las figuras de las inferiores del conjunto de Belo Horizonte. Curiosamente, un club donde su padre nunca jugó.

“El Cruzeiro fue el equipo que me abrió las puertas. Tengo mucho cariño por el club. Los entrenamientos son buenos y la estructura es muy buena. Es un placer jugar aquí. Es un día muy feliz”, expresó João.

El director del fútbol juvenil del equipo Celeste, Amarildo Ribeiro, aseguró: “Se trata de un jugador que promete, con características interesantes y que, estoy seguro, en breve, lo integraremos a nuestro equipo profesional”.