El paso a la inmortalidad de José Luis Brown generó el reconocimiento del ámbito futbolero por quien fuera uno de los artífices en la obtención del Mundial de México 1986. Ahora, su hijo Juan Ignacio, aprovechó las redes sociales para compartir el tatuaje con el que reconoció a su papá.

La conquista del Tata en la inolvidable final, donde la Selección Argentina venció 3-2 a Alemania en el Estadio Azteca del Distrito Federal, quedó inmortalizado en su piel.

“Tu momento soñado, tu día de gloria, ese que recordabas todos los días, por siempre conmigo. Te extraño mucho Pa”, escribió Juan Ignacio en su cuenta de Twitter a menos de un mes del adiós al Tata.