Luego de agredir a Jack Grealish, jugador del Aston Villa, en el campo de juego, Paul Mitchell fue condenado a 14 semanas de prisión. Además cumplir la pena en la cárcel, el fánatico del Birmingham no podrá asistir a partidos de fútbol de cara a los próximos 10 años y deberá pagarle 116 mil eurosl futbolista del Aston Villa.

La decisión de la Justicia se dio a causa de Mitchell saltó al campo de juego y golpeó a Grealish, que estaba de espaldas. Esto sucedio a los 10 minutos del primer tiempo.

El abogado del agresor, expresó: “Mitchell no busca justificar esta conducta en absoluto. Él ha provocado una gran vergüenza para él mismo, su familia y el club de fútbol al que apoya desde que era niño. Se disculpa con el Aston Villa y en particular con Jack Grealish por su terrible conducta. No puede explicar qué le llevó a hacer esto. Desde luego que hoy lo lamenta”, explicó.

Por último, el diario británico Sport Bible, informó que el agresor del futbolista de 23 años del Aston Villa se declaró culpable en el juicio para rebajar la pena.