Tocó techo en su carrera cuando llegó a Barcelona y compartió vestuario con Deco, Ronaldinho y Lionel Messi, entre otras figuras. Poco a poco, comenzó a desinflarse hasta vestir actualmente los colores de Crotone, lejos de brillar en la elite.

Jugó muy poco, estuvo en 14 partidos en cancha y apenas marcó un gol, por ello es muy difícil que siga para competir en la máxima categoría del fútbol italiano.

¿Dónde continuará? Hay muchas chances que en la Serie C (tercera división) de aquel país, porque el modesto Sambenedettese se interesó en sus servicios.

A los 36 años, el ex River no piensa para nada en el retiro y sigue pendiente de prolongar el final de su currículum dentro de las canchas.