Pasan las horas y aun sigue siendo infructuosa la búsqueda de la aeronave en la que viajaba Emiliano Sala desde Nantes hacia Cardiff. Recientemente John Fitzgerald, quien tiene a cargo la localización del Piper Malibú, tuvo un tono pesimista respecto de la situación.

“Simplemente desapareció. No hubo comunicación por radio”, dijo. Y añadió, en declaraciones a Associated Press: “No esperamos encontrar a nadie vivo”.

También anunció que aún no se ha encontrado ninguna pista y que las condiciones durante la pasada noche fueron complicadas, con olas de hasta dos metros de altura y poca visibilidad. Hoy el mar está mucho más tranquilo y la visibilidad es buena, aunque las condiciones meteorológicas están empeorando a lo largo del día, por lo que la búsqueda seguirá mañana.