Este año, la Copa Libertadores se entregará en Santiago de Chile y la Copa Sudamericana en Asunción. Ambas dejarán de ser ida y vuelta para ubicarse en cancha neutral, tal como en el Viejo Continente.

Por supuesto, siempre hay fuertes pretensiones e intereses por elegir el escenario de un partido de semejantes dimensiones, y desde Córdoba surgió el dato de que el estadio Mario Alberto Kempes puede ser la sede del próximo torneo.

La Agencia Córdoba Deportes, la secretaría de Estado que se encarga de la administración del estadio, plantó la semilla de una noticia que rápidamente se hizo eco. Entre AFA y Conmebol parecen haber comenzado las charlas, por lo que va tomando forma la propuesta.