Hace un año volvió de Emirato Árabes para hacerse cargo de un equipo con ganas de gobernar América, y vaya si lo logró en una infartante final contra River que se definió en los minutos finales. Además consiguió el torneo local en un 2019 histórico para el gigante de Rio de Janeiro.

Después de algunas semanas de incertidumbre, se mencionó su posible adiós a la institución pero para tranquilidad de los hinchas hubo arreglo. “Mis relaciones de amistad con todos los jugadores, la estructura del club y la Nación Rubro-Negra fueron determinantes para llegar a mi corazón y hablaron más alto en mi decisión. Gracias a todos por el cariño, por el reconocimiento y apoyo a nuestro trabajo”, indicó emocionado.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Meus representantes chegaram a um acordo hoje com diretoria do @flamengo para renovação de meu contrato por mais um ano. As minhas relações de amizade com todos jogadores, estrutura do clube e Nação Rubro-Negra foram determinantes para tocar meu coração e falaram mais alto em minha decisão. Obrigado a todos pelo carinho, pelo reconhecimento e apoio ao nosso trabalho. #flamengo #crf #gratidao #futebol #naçãorubronegra #venceremosjuntos … My representatives reached an agreement today with Flamengo’s board of directors to renew my contract for another year. My friendly relations with the entire squad, club structure and Flamengo’s fans were decisive to touch my heart and spoke louder in my decision. Thank you all for your kindness and support. #football #soccer #gratitude #wintogether Foto: Alexandre Vidal (CRF)

Una publicación compartida por Jorge Jesus (@jorgejesus) el

Según el diario ‘O Globo’, el portugués y su comisión técnica recibirán cuatro millones de euros por ese año de contrato, sin contar primas por objetivos. Existe una cláusula de rescisión en caso de que llegue alguna oferta de un club europeo de primera línea. En su primera temporada con el “Fla” solo perdió cuatro partidos y ganó dos títulos, una gesta que en Brasil solo había logrado hasta entonces el Santos de Pelé, en la década del ‘60. También levantó la Recopa Sudamericana y la Supercopa de Brasil, además de llegar a la final del Mundial de Clubes que perdió frente a Liverpool en la prórroga.

Con todas las competiciones suspendidas desde marzo con motivo de la crisis del coronavirus, el plantel retomó los entrenamientos el mes pasado bajo una intensa polémica, pues lo hizo sin contar con el visto bueno de la Alcaldía de Río de Janeiro. Cerca de 40 personas de su estructura se habían contagiado, entre ellas tres jugadores del elenco principal y el masajista del equipo Jorge Luiz Domingos ‘Jorginho’, que días después falleció.