El presente deportivo de la institución no es el mejor, más allá de que Fernando Berón logró sacar la cabeza a la superficie y darles respiro a los jugadores tras la fallida experiencia de Sebastián Beccacece. Así las cosas, la economía viene en caída libre y el club recibió una sanción por parte de Superliga por demoras en los pagos a Godoy Cruz.

Esto se debe a las actualizaciones de los montos en los pases de “Torito” Rodríguez, Emanuel Aguilera y Leandro Fernández. Se trata de una quita económica del 5% del capital impago, lo cual puso en apuros a la dirigencia, que debido a ello adeuda salarios.

Una de las primeras sanciones fue el descuento del 10% de lo adeudado en los ingresos televisivos del corriente mes, pero además, por ser reincidente podría recibir un 20% menos en diciembre. En el peor de los casos, el asunto llegará a manos del Tribunal de Disciplina de Superliga. ¿Cómo seguirá la historia? No se sabe, pero está descartado hacer huelga por parte de los futbolistas.