El quinto título de Tiger Woods en Augusta causó conmoción. La sequía de 12 años en los certámenes grandes llegó a su fin para el exnúmero 1 del mundo que busca afianzar su recuperación tras un período difícil a nivel personal que repercutió en lo deportivo.

Después de cerrar su faena en el hoyo 18 del Augusta National Golf Club, calzándose una vez más el saco verde como en 1997, 2001, 2002 y 2005, Tiger recibió varios mensajes de apoyo entre ellos el de Thomas Bach.

El presidente del Comité Olímpico Internacional lo instó a buscar la clasificación a Tokio 2020: “Felicitaciones, Tiger Woods. Qué regreso. Ahora concentrate en clasificarte para los Juegos Olímpicos Tokio 2020. Espero verte allí”, apuntó Bach en la cuenta oficial de los JJOO.

Hace cuatro años el golf volvió al programa olímpico después de 116 años y en Tokio los Estados Unidos tendrá cuatro representantes en el golf masculino, determinados por el ránking PGA donde Tiger se encuentra como el último que obtendría el pasaje a la cita olímpica.