Romelu Lukaku es una de las mejores armas que tiene Antonio Conte, junto a Lautaro Martínez, en Inter. A fuerza de potencia, habilidad y goles, el belga maravilló a Ronald Koeman, quien lo pensó para ser el 9 de Barcelona.

De acuerdo a los medios “Post United” y “Onze”, la cúpula dirigencial de Barcelona declinó el pedido del flamante DT debido a la imposibilidad de pagar el alto costo, que ronda los 85 millones de euros.

El holandés lo dirigió durante su paso por Everton en la temporada 2016/17, cuando contó con una gran performance del centrodelantero de 27 años, que pese a su 1.91 de altura y 94 kilos es uno de los goleadores top actualmente.