Al escuchar Francisco António Machado Trincao, difícilmente resulte conocido. Lo cierto es que la dirigencia de Barcelona lo imagina como una pieza importante para el nuevo equipo con aires de renovación. El luso acaba de completar la temporada con Sporting Braga y se incorporará al blaugrana para el próximo campeonato.

A cambio de 31 millones de euros, su llegada genera muchísima ilusión en las oficinas del club que tiene a Lionel Messi como figura estelas. Lo llamativo es que desde Inglaterra ofrecieron 60 millones para llevárselo. La propuesta, lógicamente, rechazada.

Tiene apenas 20 años pero junto a Pedri, Ansu Fati, Riqui Puig y Araújo encabezará la reconstrucción de un plantel que amerita recambio. ¿La cláusula de rescisión? 500 millones de euros, con contrato hasta junio de 2025.