El equipo de segunda división compartió el momento exacto en el que Ivan Zakborovsky, arquero de 16 años, cae desplomado al suelo.

Igor Mayorov, Director General del club, aseguró que las condiciones climáticas eran buenas y se vieron sorprendidos por lo sucedido. “El cielo estaba despejado, algo nublado, pero sin lluvia ni viento. Si hubiera habido una tormenta, no nos habríamos entrenado”, aseguró convencido.

Ocho minutos después del ataque, apareció una ambulancia que lo llevó a un hospital. Su estado es delicado según el dirigente: “Continúa en coma, por lo que su cerebro descansa y se satura de oxígeno. Las dinámicas de recuperación del niño son positivas”.