Ni siquiera empezó a rodar la pelota en Zona Sur pero los disturbios no tardaron en hacerse notar debido a unos 40 barras, algunos de ellos con derecho de admisión, que fueron detenidos por la Policía en colaboración con Aprevide.
Entre los elementos secuestrados hubo armas de fuego, armas blancas y alcohol. En principio, los detenidos serían de la facción de Budge.
Horas antes se pudieron observar algunos pasacalles con mensajes amenazantes contra la dirigencia de Rodolfo D’onofrio. ¿Los mensajes? Apuntaban contra los altos precios de las entradas y otro hacía mensaje a la prohibición del ingreso de Los Borrachos del Tablón en los últimos partidos.