Mira a todos desde arriba en la Superliga pero el plato fuerte es mirado de reojo: la primera Semifinal de Copa Libertadores desvela a propios y extraños, pero los jugadores de Boca tiene  en claro que es el premio que necesitan para paliar las heridas. El plantel se entrenó por la mañana en Casa Amarilla y todos quedaron con la tarde libre, a excepción de Ramón Ábila, quien decidió trabajar en soledad en pos de decir presente el 1 de octubre en el Monumental.

Sufrió una avulsión parcial en el aductor derecho en la revancha ante Liga de Quito, jugada el 28 de agosto, pero evoluciona según los tiempos previstos y ya comenzó a trotar con botines. El jueves repetirá la misma fórmula en doble turno. Las buenas noticias pasaron también por los regresos de Eduardo Salvio y Mauro Zárate. El “Toto” dejó atrás una lesión muscular grado uno en el isquiotibial izquierdo, mientras que el ex Vélez se recuperó de un desgarro en el sóleo derecho que acarreaba desde el 21 de agosto. En principio, el volante estaría el fin de semana contra San Lorenzo.

La formación que podría utilizar Gustavo Alfaro sería: Esteban Andrada; Marcelo Weigandt, Lisandro López, Carlos Izquierdoz, Emmanuel Mas; Eduardo Salvio, Iván Marcone, Nicolás Capaldo, Alexis Mac Allister, Mauro Zárate o Carlos Tevez o Emmanuel Reynoso; Franco Soldano.