Instalado en Berlín, en medio de la cuarentena que impuso la propagación de la pandemia de coronavirus, Santiago Ascacibar fue otro de los protagonistas que detalló de qué manera cambió su rutina tras las medidas de prevención. “Estoy en casa guardado, adaptándome a este nuevo rol de padre y usando el tiempo para aprovechar en familia. Con mi mujer estamos constantemente ayudándonos”, deslizó el ex Estudiantes.

A paso firme en Alemania, después de defender los colores del Sttutgart, el mediocampista no olvida sus orígenes y se planteó pegar la vuelta. “A Estudiantes siempre lo tengo en mi cabeza y espero que se pueda cumplir en su momento. Me encantaría ver a Marcos Rojo, Javier Mascherano y Dani Alves jugando juntos en el club. Son tres grandes futbolistas”, disparó en “¿Cómo te va?”.

“Estamos atravesando un momento histórico porque a partir de ahora vamos a tener la experiencia para aprender cómo se debe vivir. Esto también servirá para darse cuenta que en el día a día uno hace cosas que requieren más protección”, explicó en el afán de concientizar sobre la importancia de ser profesional.

Respecto a las calles alemanas, fue sincero con la disciplina de los ciudadanos que en todo momento obedecieron las recomendaciones. “Acá en Berlín la gente permanece en sus casas. Si bien se puede ir al supermercado y a las farmacias, la ciudad está bastante tranquila para ser una capital. Todavía en el Hertha no hicieron oficial la baja del sueldo, pero se que es una de las posibilidades al no haber competencia por el coronavirus. Las inversiones no dan la misma facturación y por ende van a bajar los sueldos en la Bundesliga”, concluyó.