A una semana de la pérdida de Diego Armando Maradona, el ícono que tiene este plantel de Boca, Carlos Tevez, decidió rendirle homenaje mostrando la camiseta número 10 que utilizó en aquel histórico 3-0 ante River en el Metropolitano 1981.

Luego de poner el gol en la victoria de Boca por 1-0 ante Internacional de Porto Alegre, en Brasil, en el partido de ida por los octavos de final de la Copa Libertadores, Tevez intentó explicar sus sensaciones en una semana difícil.

“Es un pequeño homenaje a Diego con una camiseta que él me regaló del 81, muy feliz por darle esta alegría, seguro nos está mirando de arriba. Estoy contento por eso. Fue una semana dura, el equipo hizo frente en el campeonato, hay que felicitar a los chicos. No es un momento agradable porque perdimos a un gran ídolo y un gran mito. No era fácil entrar a jugar”, explicó Tevez a la transmisión oficial.

Además, el Apache remarcó la importancia de vestir esa prenda, que marcó el primer paso de Diego por el Xeneize: “Es muy difícil expresar lo que uno siente con esa camiseta, no lo puedo expresar con palabras. Es la mejor que usé, lejos, esa camiseta te hace jugar bien, no podía jugar mal. Es una camiseta que te la ponés y te da otra energía, otro poder, es algo único. La sensación que tuvo hoy, nunca la sentí”, aseguró.

Igualmente, pese a la alegría por el triunfo el atacante fue cauto en la resolución de la serie ya que “no está terminado, es Libertadores”, aunque su intención es festejar y así “ojalá podamos regalarle la Copa”.

Por último, Tevez se acordó de la familia del Diez y le dedicó el triunfo y palabras de apoyo en este momento: “Se lo quería dedicar a la familia Maradona porque me siento uno de ellos y todo lo que haga dentro de la cancha es poco. Es una mezcla, es una sensación de tristeza y alegría que es muy difícil de explicar, son momentos muy difíciles para entrar a una cancha. La relación que tenía con su familia, todo… a veces, uno no sabe cómo saca las fuerzas para entrar a una cancha y representarlo de la mejor manera”, cerró.