El mundo del deporte le rindió culto al argentino más significativo de la historia, pero algunas instituciones no estuvieron a la altura de las expectativas como por ejemplo Los Pumas, quienes no mostraron más que una cinta negra en el brazo, mientras que los All Blacks realizaron el habitual ritual maorí con una camiseta en honor al 10.

El comportamiento de la Selección Argentina de rugby dejó mucha tela para cortar y por eso el plantel grabó un video pidiendo disculpas. La “calma” no duró demasiado hasta que el ingenio popular buceó en las redes sociales de los jugadores y halló material sensible que fomenta la xenofobia.

El más señalado es Pablo Matera, capitán del equipo, con frases sumamente ofensivas y clasistas. Pero lo ocurrido con el actual jugador de Stade Français de París no fue el único caso ya que Guido Petti, segunda línea, y Santiago Socino, hooker, también estuvieron implicados en la viralización de fuertes palabras hace casi una década.

Aún no hubo una voz oficial que hable al respecto, ni los jugadores ni la UAR se pronunciaron por lo sucedido. Aunque trascendió el rumor que iban a ser denunciados frente al Inadi por discriminación, por el momento no se realizó ninguna acusación formal.Hasta el día de la fecha, el plantel se encuentra concentrado en Australia, lugar en el que este sábado disputarán la última fecha del torneo “Tres Naciones” desde las 5.45, ante los Wallabies, con la esperanza de conseguir una victoria con punto bonus ofensivo que le permita destronar a Nueva Zelanda.