El pasado 25 de enero, Ezequiel Ávila sufrió la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda. A cinco días de cumplirse los primeros dos meses de recuperación, el delantero argentino brindó una entrevista a la Cadena Ser de España y se refirió a la posibilidad de ser jugador del Barcelona.

“¿El interés del Barcelona? a mí no se dirigieron, sé que mi representante habló. Es bonito saber que la gente me quería ahí”, manifestó Ávila. En su estadía en el fútbol argentino, el delantero vistió las camisetas de Tiro Federal y San Lorenzo. Sobre su pasado en Argentina, contó: “En Empalme Graneros (su barrio) pasé hambre, tristeza, felicidad, aprendí a caminar, a patear una pelota. Cada vez que me tomo un segundo para tomar un mate reflexiono y lo recuerdo”, declaró.

Luego, se refirió a su presente en España: “Si he pasado tantos riesgos en el barrio, ¿por qué no voy a ser feliz aquí? Yo no tengo presión. Presión tienen los que tienen que alimentar a los hijos, levantarse de madrugada para trabajar en una granja. El fútbol no es presión para mí”, sentenció.