La urgencia corre para Tigre ya que pese a formar parte de la Primera Nacional, donde los equipos podrán volver a entrenar recién el 2 de septiembre, la presencia del Matador en la Copa Libertadores lo habilitó a retomar las prácticas desde este próximo lunes.

Por ello desde la dirigencia tomaron medidas por encima de los protocolos que exige la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), que aseguró la entrega de test rápidos para detectar casos de COVID-19, y el propio Ezequiel Melaraña reveló una gran inversión en kits de PCR.

“Invertimos 300 mil pesos en hisopados. Contratamos 50 hisopados porque vamos a hisopar a los jugadores, a todo el cuerpo técnico y los colaboradores directos que son los indispensables”, remarcó el presidente del Matador en diálogo con Sportia.

Consultado sobre la situación que le producen los viajes a Paraguay y Brasil en el marco de la Copa Libertadores, Melaraña apuntó: “No tengo miedo. Sí tengo un gran respeto y de esa manera lo estamos encarando. En nuestro caso, todos los recursos que tengamos los vamos a poner a disposición de nuestro plantel y nuestra comitiva. Tengo una gran tranquilidad por ver cómo estamos haciendo las cosas. Confío ciegamente en el cuerpo médico del club, que está a la altura de las circunstancias. Ellos mismos nos van guiando sobre que es lo que nos conviene”.