Una página negra se escribió en el mundo de Atlético Tucumán cuando dos hinchas del Decano murieron en un accidente automovilístico a la altura de la Ruta 89, en Chaco, cuando se disponían a viajar hacia Brasil para presenciar el partido en el que su equipo se jugará el pase a octavos de final de Conmebol Libertadores este miércoles ante Palmeiras.

Martín Montero y Pedro Herrera, de 30 y 50 años respectivamente, iban hacia San Pablo desde San Miguel de Tucumán cuando el auto en el que se trasladaban chocó contra el acoplado de un camión. Ambos iban sentados en el asiento trasero del Volkswagen Bora que ocupaban y fallecieron en el acto, mientras que el conductor, Sergio Zelarrayán, y su acompañante, Félix Ruiz, resultaron heridos.