Vivía en Manresa junto con su marido Valentí, a menos de diez kilómetros de Santpedor, donde nacieron sus cuatro hijos. Este lunes por la mañana, falleció luego de haber contraído la enfermedad hace pocos días, la cual se sumó a las patologías propias de la edad.

El Manchester City, a través de un comunicado que publicó en sus distintas redes sociales, confirmó la mala noticia. Un golpe duro para el entrenador, que ni siquiera podrá asistir para despedirla ni presenciar el entierro.

Dolors era tejedora en una fábrica hasta que sobrevino la crisis del rubro textil, allá por la década del ‘70. Se casó con un albañil de la zona con el que habían ido juntos al colegio y tuvieron cuatro herederos: Francesca, Olga, Josep y Pere. En realidad, al entrenador en su casa nunca le dijeron “Pep”, sino que lo llamaban por su nombre.

Justamente, el ex técnico de Lionel Messi había decidido donar 1.000.000 de euros a una Fundación de Barcelona para la compra de materiales sanitarios en el momento en que la pandemia comenzaba a azotar con fuerza a España.