Las dos derrotas en el regreso de la Copa Libertadores complicaron la actualidad del riojano en el banco de suplente. Consciente del dificultoso escenario, le comunicó a los dirigentes su intención de marcharse. Por eso tras reunirse con el presidente, Rubén Di Tore, el club confirmó oficialmente el fin de ciclo.

Con seis puntos, Libertad quedó en la tercera posición del grupo H y la semana pasada había perdido, como local, contra el “Xeneize”, justamente el próximo rival por el torneo. La última fecha de esta fase será el 22 de octubre, cuando reciba a Independiente Medellín en Asunción.

El ex River asumió a fines de 2019 y dirigió 22 encuentros, con 13 victorias, 3 empates y 6 traspiés. En el torneo local, está tercero con 40 puntos, a seis de Cerro Porteño, equipo con el que igualó 0-0 el pasado fin de semana.