Muchas veces fue crítico con la actual dirigencia de la AFA y tantas otras ratificó su compromiso con el Millonario. Marcelo Gallardo no se anda con chiquitas y sabe que no es el momento de tomar las riendas del combinado nacional, sin embargo fue Carlos Tapia el que lanzó una bomba que vincula al “Muñeco” con un desembarco en el Predio de Ezeiza: “Tengo entendido que no se le está pagando hace un par de meses, hay una deuda. Esa deuda, el ‘Chiqui’ la podría asumir si él da el OK”.

Consultado por la curiosa declaración, Enzo Francescoli le puso paños fríos a la posibilidad de que abandone el barco. “Que yo sepa no es así. Es cierto que yo no manejo la parte económica del club, para eso están los dirigentes, pero me llama mucho la atención. No es algo que acá se haya hablado, ni que yo haya escuchado. No sé de dónde sacó la información. Es un tema personal. Estas cosas mucho no me gustan hablar porque es y será una decisión personal de Marcelo. No puedo estar en su cabeza, ni imaginar lo que puede sentir si lo vienen a buscar. No sabría qué decirte. Es un tema personal”, enfatizó.

Por otro lado, en diálogo con TyC Sports, destacó la actuación de Armani y el nivel de Messi en la Copa América. “A Franco lo veo muy bien, como cuando está acá, con mucha seguridad. La seña del otro día fue un poco un desahogo por las críticas que había recibido. En River juega todos los partidos y no es tan contundente como lo fue en la Copa Libertadores y son los que más se ven. En la Selección, lo ve todo el país y estás muy expuesto. Desde ese lugar, los errores se marcan más”.

“Y Messi hace lo correcto, que es seguir intentando hasta que las cosas sucedan. Yo gané tres Copas Américas, pero no pude hacer un buen Mundial y me quedó esa espina. Cuando vos jugás 70 partidos por año en un lugar, de los 15 ó 10 partidos malos no se acuerda nadie, se acuerdan sólo de lo bueno. Le diría que lo siga intentando. Por lo que escuché eso está en su cabeza y la va a seguir peleando hasta lograr un título que le demuestra a él mismo que también pudo”, cerró el charrúa.