De entrada, sin tapujos, Néstor Ortigoza disparó contra el entrenador al acusarlo de “mala persona”. En ese sentido, quiso justificar su poco rodaje en Rosario Central con estas palabras y ni la dirigencia se salvó. Pero Diego Cocca recogió el guante sin problemas.

Tiene jerarquía, es un jugador importante, pero confunde lo de mala persona porque lo puse poco. Yo hablé con él en un vestuario, no fui por atrás, pero decidió ventilarlo. No tiene fundamentos para decir que soy una mala persona”, manifestó en diálogo con TyC Sports.

Lejos de conformarse con la explicación, el campeón con Racing en 2014 volvió a dejar en claro que su impronta dista mucho de ser la que el internacional paraguayo exteriorizó. “Está perjudicando mi imagen sin argumentos. Le expliqué en su momento porqué estaba yendo al banco. Jamás le faltamos el respeto, pero no me daba lo que necesitaba. Yo era el entrenador y tenía que acatar; no me conoce y yo tampoco lo conozco”, agregó.

Además, quien supo alzar la Copa Libertadores con San Lorenzo acusó a un dirigente de incitarlo a “ir para atrás” cuando el “Canalla” recibió a Independiente en la última fecha de la Superliga 2019, en lo que fue derrota 2-1.

“Imagino que debe tener pruebas. Jamás estaría en un club donde se diga que hay que ir para atrás. Nosotros siempre salimos a buscar los tres puntos, no lo concibo de otra manera y ningún dirigente me dijo nada, si a él le pasó, que lo fundamente”, apuntó por última vez el ex Godoy Cruz.