El objetivo de la clasificación a Cuartos de final de la Copa Libertadores estaba consumado. Más allá del análisis futbolístico en cuanto a rendimientos individuales y colectivos, la conferencia de prensa de Marcelo Gallardo causó sensación a la hora de referirse a “Pelusa”, el eterno 10 que abandonó la vida de los mortales.

“Sentí un estado de tristeza muy profundo, muy grande cuando falleció Diego. Ese hombre llenó de sueños mi almohada desde que yo era muy pequeño, me enseñó a conectarme con el fútbol de manera especial y lo voy a recordar como lo que fue, que me enseñó a amar el fútbol. Fueron unos días muy tristes, porque no es fácil asimilarlo. El extranjero, la persona que no es de nuestra tierra, le ha rendido un tributo enorme, se sabe lo que ha significado, no hay mucho que explicarle. Maradona ha sido único a nivel mundial futbolísticamente. Es increíble lo que ha generado, lo que ha despertado en los que amamos este deporte”, aseguró.

En lo que a la serie con Athletico Paranaense respecta, hizo una escueta descripción que resumió las dificultades y las virtudes del equipo: “Hicimos méritos para ganar el partido claramente y tuvimos el control toda la serie. Faltó eficacia para concretar todo lo bueno que por momentos se hizo, pero no le quitemos mérito al arquero que también ataja; a veces entra, a veces no. Los rivales también juegan. La línea de tres jugó un buen partido, tal vez en el primer tiempo no por haber sido un partido muy cortado. En el segundo tiempo tomamos control y espacio y tuvimos control del juego. No era fácil, en la serie hicimos méritos para pasar, con un equipo que se suponía que venía de punto”.